Con el alma en la mano

Lector que me visitas, es este un singular espacio donde tienes la posibilidad de publicar cartas de amor ya sean tuyas o de personas célebres, frases o solamente confesiones que hayan nacido del alma. Un alma blanca será siempre un alma enamorada y por lo tanto la sinceridad y originalidad harán morada en ella, dos cualidades que son tan importantes como el amor mismo. Desde este instante te agradezco la visita y tu posible publicación.

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Frida y Diego
    “Nada comparable a tus manos ni nada igual al oro-verde de tus ojos. Mi cuerpo se llena de ti por días y días. Eres el espejo de la noche. La luz violeta del relámpago. La humedad de la tierra. El hueco de tus axilas es mi refugio. Toda mi alegría es sentir brotar la vida de tu fuente-flor que la mía guarda para llenar todos los caminos de mis nervios que son los tuyos.
    Mi Diego: espejo de la noche. Tus ojos espadas verdes dentro de mi carne, ondas entre nuestras manos. Todo tú en el espacio lleno de sonidos, en la sombra y en la luz. Tú te llamarás Auxocromo, el que capta el color. Yo, Cromoforo, la que da el color. Tú eres todas las combinaciones de números. La vida. Mi deseo es entender la línea, la forma, el movimiento. Tú llenas y yo recibo. Tu palabra recorre todo el espacio y llega a mis células que son mis astros y va a las tuyas que son mi luz”.

  2. Balzac y Eva

    ¨Mi amado angel,
    Estoy loco por ti: no puedo unir dos ideas sin que tú te interpongas entre ellas. Ya no puedo pensar en nada diferente a ti. A pesar de mí, mi imaginación me lleva a pensar en ti. Te agarro, te beso, te acaricio, mil de las más amorosas caricias se apoderan de mí.

    En cuanto a mi corazón, ahí estarás muy presente. Tengo una deliciosa sensación de ti allí. Pero mi Dios, ¿qué será de mí ahora que me has privado de la razón? Esta es una manía que, esta mañana, me aterroriza.

    Me pongo de pie y me digo a mí mismo: “Me voy para allá”. Luego me siento de nuevo, movido por la responsabilidad. Ahí hay un conflicto miedoso. Esto no es vida. Nunca antes había sido así. Tú lo has devorado todo.

    Me siento tonto y feliz tan pronto pienso en ti. Giro en un sueño delicioso en el que en un instante se viven mil años. ¡Qué situación tan horrible!

    Estoy abrumado por el amor, sintiendo amor en cada poro, viviendo solo por amor, y viendo cómo me consumen los sufrimientos, atrapado en mil hilos de telaraña.

    O, mi querida Eva, no lo sabías. Levanté tu carta. Está frente a mí y te hablo como si estuvieras acá. Te veo, como te vi ayer, hermosa, asombrosamente hermosa.

    Ayer, durante toda la tarde, me dije a mí mismo: “¡Es mía!”. Ah, ¡los ángeles no están tan felices en el paraíso como yo lo estaba ayer!¨

  3. Ludwig van Beethoven y su Amada Inmortal

    Buenos días el 7 de julio Aunque sigo en la cama, mis pensamientos van hacia ti, mi Amada Inmortal, primero alegremente, después tristemente, esperando saber si el destino nos escuchará o no. Yo sólo puedo vivir completamente contigo y si no, no quiero nada. Sí, estoy resuelto a vagar por ahí, lo más lejos de ti hasta que pueda volar a tus brazos y decir que estoy realmente en casa contigo, y pueda mandar mi alma arropada en ti a la tierra de los espíritus. Sí, desgraciadamente debe ser eso. ¿Serás más contenida y prudente desde que conoces mi fidelidad hacia ti? A ninguna más poseerá mi corazón, nunca, nunca. ¡Oh Dios! ¿Por qué tiene uno que ser separado de alguien a quien ama tanto?, y además mi vida es ahora una vida desgraciada. Tu amor me hace a la vez el más feliz y el más desgraciado de los hombres. A mi edad yo necesito una vida tranquila y estable, ¿puede existir eso en nuestra relación? Ángel mío, me acaban de decir que el coche correo va todos los días, debo cerrar la carta de una vez y así podrás recibirla ya. Cálmate, sólo a través de una consideración calmada de nuestra existencia podemos alcanzar nuestro propósito de vivir juntos. Cálmate, ámame, hoy, ayer, qué lágrimas anhelantes por ti, tú, tú, mi vida, mi todo, adiós. Continúa amándome, nunca juzgues mal el corazón fiel de tu amado. Siempre tuyo Siempre mía Siempre nuestros

    • Yobany on 20 julio, 2017 at 4:43 pm
    • Responder

    Carlos: te envio el primer escrito en esta pagina que me orientaste espero que sea bien recibido, este son 2 reflexiones que nos pone a prueba nuestra capacidad para enfrentar la vida:

    “Hoy aprendí que el obstáculo más grande es el miedo, que los mejores maestros son los niños, que el mayor error es darse por vencido que el mas grande defecto es el egoísmo, que la mayor distracción es el trabajo, que la peor bancarrota es el desanimo, que el sentimiento mas vil es la envidia, que el regalo mas hermoso es el perdón, que lo mas maravilloso del mundo es el amor y que la felicidad mas grande es la paz.”

    Quien se aparte de la colmena por el miedo que le produce el aguijón de la abeja, no disfrutará la dulzura de su miel. Quien se aleja del rosal por temor a las espinas, jamás obsequiará una bella rosa. Quien se sienta sobre la grama, acobardado ante la montaña, no sabrá la plenitud que se goza en la cumbre. Quien no enciende el fuego por temor a quemarse, morirá temblando de frío. Quien no es capaz de sufrir y sacrificarse por los demás, jamás gozará de la felicidad de amar y ser amado. Todo lo que vale la pena, exige sacrificios.

    1. Tienes razón amigo todo lo que vale la pena merece el mayor de lo sacrificios, aunque a veces sean causas perdidas solo se necesita creer en ellas.

  4. Adios

    Me dices adios , sin una mirada atras ,
    esa que tampoco la quiero tomar ,
    asi me creo que esta rafaga
    durara un poco mas ,
    no miro tus ojos y no miras los mios ,
    solo el gemir compartimos ,
    cuando la noche nos atrae a esta parte del mundo ,
    una llamada , un mensaje ,
    son las unicas palabras que nuestros labios conocen ,
    tu tanto me has dado ,
    yo no quiero darte mas haya de lo mostrado ,
    no quiero saber que haras mañana ,
    ni como te fue en el trabajo ,
    no quiero pasados , ni pecados ,
    no quiero amor ni que me ames ,
    quiero fugaz y sin medidas ,
    no quiero marcados ni desmarques ,
    no quiero ocupado ni amaneceres a tu lado ,
    quiero sin condiciones y sin reclamos ,
    quiero tu cuerpo ajustado a mis manos ,
    arropando el tiempo que nos ha dado
    la soledad para acomodarnos en un espacio
    de la cama sin metas ni logros , ni diarios.

    1. Entrega sin límites ni condicionamientos, un amor en su entrega total. Es bello eso amigo

Deja un comentario

Your email address will not be published.