Amantes

Todo ser humano a lo largo de su existencia ha sufrido, al menos una vez, un fracaso de amor, una desilusión, un amor que creía traería paz a su vida, sosiego a su corazón, pero nada, solo tristezas y desconsuelo. ¿Cuántas veces no nos hemos sentido solos, frágiles, infelices e incapaces de demostrar todo el potencial que tenemos para recibir y dar amor? pero es en esos precisos momentos en que aparece como una bendición la persona amante ¡ay, esa persona anónima y prohibida que llega a nuestras vidas en momentos que más la necesitamos!

♫ ♫ Amantes
que pasaron por mi vida
aliviando las heridas
de mis fracasos de amor

Amantes
que escondidos en la sombra
me entregaron tiernamente
el secreto de un amor ♫♫

Y no estoy hablando de amantes por amantes ni de justificaciones para que aparezcan, sino del papel que juegan, al no ser, casi siempre, personas con las cuales formamos un lazo de amor duradero, sino más bien una relación pasajera, efímera. Este tipo de persona amante a la que me refiero por lo general no exigen nada, no esperan nada más que un poco de amor.

♫♫ Sabrán que fueron para mí
la luz en noches de tormenta
y así, tan sólo con su amor
sobreviví sin darme cuenta.

Amantes
que llenaron mis vacíos
igual que el agua los ríos
con nuestros sueños de amor.

Amantes
que compartieron mis penas
sin promesas ni cadenas
amor a cambio de amor ♫♫

Después llegan tiempos mejores, se forma una familia o se recompone, se encauza nuestra vida al encontrar un amor compatible en todos los sentidos, pero esa persona que resultó ser el bálsamo a nuestras penas, el recodo en el cual recostarnos a recuperar fuerzas en el largo y tortuoso camino de la vida tendrán siempre un lugarcito en nuestros corazones.

♫♫ Sabrán que fueron para mí
la luz en noches de tormenta
y así, tan sólo con su amor
sobreviví sin darme cuenta.

Sabrán que el tiempo pasará
quizá mi vida siga errante
quizá jamás les vuelva a ver
pero yo sé que nunca olvidaré,

amantes ♫♫

Deja un comentario

Your email address will not be published.