Para ti

Adoro a una imagen, no al Dios de todos, sino a ella, a la que aún no he visto excepto en mis sueños. La mirada de sus ojos son las alfas de todas mis constelaciones: Sirio, Canopus, Centauro… para esa mujer, que se cuela por los bytes de mi memoria, va este poema.

 

Eres la inspiración para mis toscas aptitudes.

Yo pinto el aire con tu luz, tu pelo es mi pluma,

tu boca es mi verso.

Eres la musa que me reta desde la distancia,

intocable por ahora,

con esos ojos que crees tú que no conozco.

El abril de tu cuerpo me guarda la flor más tierna.

Quiero besar sus pétalos.

Acariciar con mis labios su gineceo de único pistilo.

Tu cáliz te define, te envuelve y me seduce

Orquídea de mi trópico,

Loto de mi cieno.

Soy el enebro cuya naturaleza está muerta y viva,

pero mi fragancia persiste,

mi destino eres tú, ave del amor,

Para ti es mi follaje y mi semilla.

2 comentarios

  1. Uhhhh ese poema está hermoso !!!! Dichosa mujer a la que está dedicado
    Saludos amigo

    1. Este poema es consecuencia de esos momentos de nostalgia energética (jajaja me quedó bien esa palabrita compuesta) necesarios en etapas de mucho trabajo y preocupaciones. Los hago de un tirón, pero siempre me ayuda una musa, en este caso como ciertamente dices, creo que esa mujer es muy dichosa, no por inspirarme, sino por los atributos que posee, sobre todo el de la inteligencia…

Deja un comentario

Your email address will not be published.